top of page

Worldbuilding #2: La importancia de la geografía

Actualizado: 20 may 2023



Para que una historia sea creíble, los escritores deben ser capaces de crear un mundo coherente y detallado en el que los personajes puedan existir y desarrollarse. Una de las partes más importantes de este proceso es la creación de la geografía y mapa del mundo ficticio. En este artículo, exploraremos la importancia de la geografía en el worldbuilding, así como los pasos para crear un mapa detallado.


La geografía de un mundo ficticio puede influir en muchos aspectos de la historia, desde la cultura y la sociedad hasta la economía y la política que más adelante abordaremos. Por ejemplo, la ubicación de las montañas y los ríos puede afectar la forma en que las ciudades y los pueblos se desarrollan, así como la forma en que las personas se relacionan entre sí. El clima también puede ser un factor importante, ya que puede afectar la disponibilidad de recursos y la forma en que las personas viven y trabajan.


Para empezar, es importante tener en cuenta que no se trata solo de dibujar un mapa. Es un proceso de pensamiento crítico que involucra la comprensión de cómo la topografía, la flora y la fauna, y los recursos naturales influyen en la cultura y la sociedad de un mundo de ficción. Al crear un mapa detallado, es esencial considerar la ubicación de montañas, ríos, mares y otros cuerpos de agua, ya que estos elementos pueden influir en la forma en que se desarrollan las culturas y las sociedades de las diferentes regiones.


Dibuja un mapa

Un buen lugar para comenzar a crear un mapa detallado es con una lluvia de ideas. El mapa debe incluir detalles como montañas, ríos, océanos, lagos y otros cuerpos de agua importantes. Piensa en las diferentes regiones y continentes que conforman tu mundo de ficción, y trata de visualizar cómo se verían en un mapa. También es útil incluir detalles como la ubicación de ciudades y pueblos, así como los límites políticos y geográficos.


No importa que no sepas dibujar haz algo sencillos con un lápiz. Utiliza herramientas en línea para dibujar el mapa y agrega detalles sobre la topografía, la vegetación y los recursos naturales de cada región. Esto te ayudará a visualizar mejor cómo las diferentes regiones de tu mundo interactúan entre sí y cómo influyen en la cultura y las costumbres de sus habitantes.


Una vez que tengas una idea general de cómo se ve tu mundo, es hora de profundizar en los detalles. Investiga sobre la geología, la flora y la fauna, y los recursos naturales que podrían estar presentes en cada región. Piensa en cómo estos elementos podrían influir en la forma en que se desarrollan las culturas y las sociedades de cada región.


Por ejemplo, un mundo con vastas extensiones de bosques podría tener una cultura que valora la naturaleza y la conservación, mientras que un mundo con vastas extensiones de desiertos podría tener una cultura que valora la supervivencia y la adaptación.


Aquí tienes algunos ejemplos prácticos para crear locaciones y dibujar un mapa para tu novela de fantasía:

  • Ciudades y pueblos: Crea una variedad de ciudades y pueblos con características distintivas. Por ejemplo, puedes tener una ciudad en las montañas con casas construidas en las laderas y puentes colgantes, o un pueblo costero con casas de pescadores y un puerto animado.

  • Bosques encantados: Diseña bosques mágicos y misteriosos. Puedes incluir árboles gigantes, plantas bioluminiscentes y criaturas mágicas que habitan en su interior. Asegúrate de agregar senderos secretos y claros donde los personajes puedan encontrarse con seres mágicos.

  • Montañas y cordilleras: Crea una cadena montañosa que atraviese tu mundo de fantasía. Puedes incluir picos nevados, cuevas ocultas, cascadas y templos antiguos en las alturas. Las montañas también pueden servir como frontera natural entre diferentes reinos o como refugio de criaturas peligrosas.

  • Desiertos místicos: Imagina un desierto con un toque mágico. Puedes añadir dunas cambiantes, oasis ocultos, ruinas ancestrales y tormentas de arena que esconden tesoros antiguos. También puedes incorporar criaturas del desierto, como dragones de arena o serpientes gigantes.

  • Islas exóticas: Crea un archipiélago lleno de islas intrigantes y diversas. Cada isla puede tener su propio ambiente y características únicas. Puedes incluir una isla volcánica con un volcán activo, una isla cubierta de jungla con tribus nativas y una isla flotante sostenida por magia.

  • Ruinas y ciudades abandonadas: Agrega lugares en ruinas o ciudades abandonadas que cuenten una historia. Pueden ser antiguos castillos, templos en ruinas o ciudades olvidadas por el tiempo. Estos lugares pueden estar llenos de tesoros perdidos, trampas mortales o guardianes místicos.

  • Reinos y fronteras: Crea distintos reinos con características culturales y políticas únicas. Delimita las fronteras entre estos reinos en tu mapa, ya sea a través de ríos, montañas o muros fortificados. Estas fronteras pueden ser escenarios de conflictos o puntos de encuentro para tus personajes.

  • Cavernas y cuevas ocultas: Añade sistemas de cavernas intrincadas con pasadizos secretos y estalactitas brillantes. Estos lugares pueden albergar tesoros antiguos, criaturas subterráneas y sociedades clandestinas.

  • Maravillas naturales: Crea maravillas naturales únicas, como cascadas gigantes, arcoíris perpetuos, árboles ancestrales que hablan o montañas flotantes. Estas características sorprendentes pueden dotar a tu mundo de un sentido de asombro y belleza.

  • Ciudades subterráneas: Imagina ciudades enteras ubicadas bajo tierra, construidas en cavernas o en vastos sistemas de cuevas. Estas ciudades pueden tener una atmósfera única y estar habitadas por razas subterráneas o ser refugios secretos para los personajes.

  • Tierras encantadas: Crea áreas de tierra impregnadas de magia, donde la realidad se distorsiona y las leyes naturales se vuelven impredecibles. Estas tierras pueden ser un lugar de encuentro entre diferentes reinos y estar llenas de criaturas místicas y fenómenos sobrenaturales.

  • Templos antiguos y santuarios: Crea estructuras sagradas en ruinas o templos ocultos dedicados a deidades olvidadas. Estos lugares pueden contener artefactos poderosos, pruebas para los personajes o ser refugio de cultos secretos.

  • Reinos o Ciudades flotantes:: Imagina islas o continentes flotantes en el cielo. Estos reinos pueden estar habitados por seres alados o magos poderosos y pueden ser difíciles de alcanzar para aquellos que no poseen la habilidad de volar o la magia adecuada. También pueden ser ciudades que se elevan en el aire gracias a la magia o la tecnología avanzada. Estas ciudades pueden ser centros de comercio, conocimiento o gobierno, y pueden estar protegidas por escudos mágicos o nubes densas.

  • Ciénagas embrujadas: Crea pantanos oscuros y sombríos que alberguen criaturas grotescas y espíritus vengativos. Estos lugares pueden ser peligrosos y desafiantes para los personajes, pero también pueden contener conocimientos ancestrales o antiguos secretos.

  • Mares y océanos misteriosos: Crea vastos océanos con corrientes impredecibles, islas desconocidas y criaturas marinas extraordinarias. Agrega elementos como remolinos gigantes, tiburones voladores o ciudades submarinas para agregar intriga y aventura.

Recuerda que estos son solo ejemplos y puedes combinar elementos para crear locaciones únicas y emocionantes en tu mundo de fantasía. La imaginación es clave al crear tus locaciones y tu mapa. A continuación te dejo este enlace de Como dibujar un mapa. con consejos muy útiles para la creación de un mapa.


Considera el clima

El clima puede ser un factor importante en la forma en que se desarrolla la geografía de un mundo ficticio. Piensa en la ubicación de las montañas y los ríos en relación con el clima de la zona. Las regiones cercanas al ecuador pueden tener climas cálidos y húmedos, mientras que las regiones más alejadas pueden tener climas más fríos y secos.


Desarrolla la cultura y la sociedad:

La geografía puede influir en la cultura y la sociedad de un mundo ficticio. Por ejemplo, una sociedad que vive en un desierto puede tener una cultura nómada, mientras que una sociedad que vive en una región boscosa puede tener una cultura agrícola. Piensa en cómo la geografía afecta la forma en que las personas viven y trabajan.


Crea detalles específicos

Para crear una geografía detallada, debes incluir detalles específicos sobre la topografía y la flora y fauna de la zona. Esto puede incluir detalles como la altura de las montañas, la profundidad de los ríos y los tipos de plantas y animales que se encuentran en la zona.


En algunos casos, es posible desarrollar locaciones, fauna y clima sin necesidad de crear un mapa. Si bien no es necesario para dar vida a un mundo de ficción, desarrollar la geografía de manera coherente y detallada es importante para que los lectores puedan visualizar el mundo y comprender cómo se relacionan las diferentes locaciones. Una manera de lograr esto sin un mapa es describir las locaciones y guías detalladas de viaje y sus características incluyendo características distintivas como montañas, ríos, bosques y llanuras. Lo que puede ser útil para los escritores a medida que desarrollan la trama y los personajes.


Además, es importante tener en cuenta cómo las condiciones climáticas y los recursos naturales pueden influir en la flora y la fauna de cada región, y cómo estos elementos pueden afectar las prácticas culturales y las costumbres de las comunidades locales.


Sin embargo, incluso en estas situaciones, es importante tener una idea clara de la geografía del mundo para mantener la coherencia y la continuidad. Por ejemplo, si tu historia tiene lugar en un bosque, deberías tener una idea clara de cómo se relaciona ese bosque con las montañas y los ríos que lo rodean. De esta manera, se pueden crear descripciones detalladas que hagan que el mundo sea más realista y convincente.


La geografía es un elemento vital en el worldbuilding y puede ayudar a dar vida a tu mundo de ficción. Al crear un mapa detallado, es esencial considerar la topografía, la flora, la fauna y los recursos naturales de cada región. Esto te ayudará a visualizar mejor cómo las diferentes regiones de tu mundo interactúan entre sí y cómo influyen en la cultura y las costumbres de sus habitantes. Con un mapa detallado y una comprensión clara de cómo la geografía influye en tu mundo, podrás crear una experiencia de lectura más inmersiva y auténtica para tus lectores.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page